Asegurese bien, y pague menos en la cuota hipotecaria.

 

Como disminuir la cuota de su crédito hipotecario, protegerse bien y cuidar su patrimonio, todo sin cambiar de BANCO!!

 

 

Cuando usted toma un crédito, bien sea para abrir un negocio,  para compra de un vehículo o  la adquisición de vivienda, el Banco les manifiesta que se debe tomar un seguro de “Grupo deudores”.

Le informan que se debe asegurar el carro o la vivienda que se va adquirir con esos recursos y para esto les manifiestan que deben diligenciar los formatos para comprar los seguros.

El primer seguro que lo “obligan” a tomar:

El seguro Grupo deudores”, es un seguro de VIDA, el cual cubre la muerte del deudor o la incapacidad total y permanente del mismo.

El objetivo principal de este seguro es proteger al Banco en caso de muerte o incapacidad total y permanente del deudor para garantizar el pago del saldo insoluto de la deuda y además proteger a los herederos del deudor, para que estos no terminen pagando la deuda del causante.

 

El segundo seguro

El otro seguro que se genera en estas relaciones es el correspondiente al seguro de vehículo o el seguro de hogar, cuyo fin principal consiste en proteger el activo que se está adquiriendo con el crédito, en caso de terremoto incendio y otros riesgos similares, tanto para garantizar la protección patrimonial de la institución financiera como para proteger la parte patrimonial que le corresponde al deudor.

 

Ahora bien, los comerciales del Banco le harán entender que son obligatorios y por lo tanto deberá firmar los documentos del seguro.

Los principales inconvenientes que existen al tomar estos seguros consisten en:

  1. Es probable que usted ni siquiera se entere de cuáles son las coberturas que tiene, cómo acceder a los servicios y los beneficios que ofrece.

 

  1. Usted no va a conocer con tranquilidad si realmente está bien asegurado,  si los valores asegurados son suficientes y le quedará muy difícil acceder a un asesor profesional en seguros que lo saque de todas sus dudas.

 

  1. Así mismo durante el tiempo que se encuentre vigente el seguro, le costará mucho trabajo poder solicitar que se realicen modificaciones a sus pólizas, toda vez que como en caso anterior, no tiene acceso fácil a un consejero profesional en seguros, pues probablemente lo atenderá un funcionario de un call-center.

 

  1. Finalmente su capacidad de negociación ante el banco referente a las condiciones de sus seguros serán muy limitadas, dado que estas pólizas están previamente negociadas entre el banco y la aseguradora y usted si bien es el dueño del seguro, no le permitirán cambiar las condiciones del seguro.

 

Una Historia Real

Le contaremos una historia de la vida real, que estuvo en litigio y fue resuelto por la Corte Suprema de Justicia.

Dos socios, se acercaron a un Banco a solicitar un crédito para abrir un negocio. El Banco les informa que es requisito para el otorgamiento del crédito asegurar la deuda, razón por la cual firman el seguro sin siquiera dudarlo.

En ningún momento hubo una asesoría sobre las condiciones económicas ni cuál sería el valor asegurado de la póliza.

Así mismo aseguran que el comercial del Banco nada dijo respecto a condiciones, cláusulas y beneficios del seguro.

Tiempo después uno de los socios fallece y el otro se acerca al banco con el fin de hacer efectiva la póliza, encontrándose con la sorpresa que la póliza no amparaba el total de la deuda, tan solo había quedado asegurada una quinta parte del saldo de la deuda.

Esta discusión se sostuvo en los tribunales, fallándose a favor del Banco, sosteniendo la Corte Suprema que según el código de comercio el valor asegurado es el que acuerdan las partes. En consecuencia el valor asegurado puede ser inferior al valor de la deuda.

 

Como verán esta situación puede estar presentándose en sus propios créditos, y la posibilidad de interactuar con su seguro es muy reducida.

 

Cómo asegurarse adecuadamente y ahorrar en la cuota de su crédito hipotecario.

 

Con base en la libertad contractual establecida en la Ley colombiana y protegida por la Superintendencia Financiera, usted como usuario del sector puede libremente tomar las pólizas de seguros con la compañía que a su elección, se acomode más a sus intereses, gustos y necesidades. Su seguro debe cumplir con los requisitos mínimos que exige la institución financiera para dichas pólizas.

De esta manera usted puede acudir a su corredor de seguros, negociar su póliza con condiciones que le favorezcan y endosarla al banco dando cumplimiento a los requerimientos exigidos.

Lo más importante es que tendrá sus seguros manejados por su asesor de confianza, podrá acceder con facilidad a los servicios que su póliza le ofrece, y lo mejor es que esto muy seguramente no le costará más.

Mire el siguiente ejemplo de la vida real:

Pedro tiene un crédito hipotecario con el Banco XXX, y tiene un saldo de 100 millones  de su casa que vale 200 y en el extracto mensual está pagando por seguros:

 

 Seguros Con el Banco Por su cuenta
Vida 90.000 mes 45.000 mes
Incendio 85.000 mes  54.000 mes
Totales Mes $175.000 $99.000
Totales Anual $2.100.000 $1.185.000
  • Cotizaciones a título de ejemplo, sujeto a edad ubicación del asegurado.

 

Este cliente no conoce ninguno de los servicios a los que puede acceder, no sabe con qué compañía está asegurado.

Además el seguro de Incendio y Terremoto tiene amparos muy inferiores a los que puede conseguir en el mercado, y en la medida que va pagando la deuda, el que se está desprotegiendo es el cliente.

 

Como se resalta en el cuadro, cuando los cotizó por su cuenta,  le cotizaron las pólizas de seguro de vida y de hogar,  resultando un mejor precio.

No bastando con este ahorro, al tomar una póliza por su cuenta es posible encontrar productos como la póliza de Hogar  que es mucho más completa y con más beneficios.

Esta póliza el multiriesgo, es decir no cubre solamente el Incendio y el Terremoto, tiene varios amparos adicionales que la hacen mucho más completa y adecuada.

Además se le pueden incluir los inventarios de la casa, es decir asegurar la nevera, televisores, ipad, macbook, cámaras digitales y diferentes equipos con o sin cobertura de los mismos fuera de la casa, así como la inclusión de los muebles, obras de arte etc.

Esto generará un incremento en el valor de la póliza que -muy probablemente- será el mismo que se estaba pagando antes en el banco sin asegurar nada de contenidos.

Es decir lo mismo por más. Porque no hacer el ejercicio ahora?.

 

Llame a su asesor, o contáctese con nosotros al 358 42 16 o  a través  de correo electrónico ensercliente@carrascorodriguez.com o por internet enwww.carrascorodriguez.com   y le realizaremos el estudio sin ningún costo o compromiso.

Deja un comentario